ilsa@ilsa.org.co | 314 297 9574 | (+57-1) 2883678 | Calle 42 #26B-41 Bogotá, Colombia.
Síguenos:


Programas

En el cumplimiento de los propósitos políticos que ILSA se ha trazado para el período 2014-2017, los programas institucionales ocupan un lugar central, pues ellos son expresivos de las diversas modalidades de la actividad institucional, según los respectivos campos institucionales. Estos programas recogen la trayectoria y la experiencia de ILSA en cuanto se refiere a sus modalidades de trabajo.

1. Investigación

El programa de investigación busca aportar nuevos elementos de juicio en la explicación de las reconfiguraciones del derecho derivadas de la regulación de la política y de la economía en la actual fase del capitalismo (proceso de neoliberalización), analizando sus repercusiones sociales, su concreción en políticas públicas y sus consecuencias para los derechos humanos, particularmente para los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

La necesidad de comprender el funcionamiento de la formación socioeconómica predominante, sus tendencias de reproducción, sus posibles proyecciones, sus dispositivos de control social y sus consecuencias (en términos de las determinaciones hegemónicas –dominación social–, así como de las posibilidades que ofrece para la emergencia de luchas contra-hegemónicas –autonomía política– ), comporta un amplio esfuerzo de investigación y de análisis susceptible de ofrecer perspectivas teórico políticas alternativas a partir de una nueva concepción del derecho, de los derechos humanos y de la formación social, de tal suerte que implique impactos significativos –de formación e interacción– para los actores sociales.

Es por eso que el proceso de investigación en ILSA tiene un doble propósito: por un lado, busca formular producciones intelectuales para contribuir a la potenciación del debate acerca de la construcción de un pensamiento crítico sobre el derecho dentro de la comunidad académica; y, por el otro, lograr que los resultados de dicho debate cualifiquen las luchas de los movimientos sociales.

La concepción investigativa de ILSA tiene como supuesto la interacción con los actores sociales. En ese sentido, no es una investigación estrictamente académica, sino que descansa sobre los presupuestos metodológicos de la investigación – acción participativa.

2. Formación

En sentido amplio, el programa comporta tres modalidades de formación, que recogen la experiencia de ILSA dentro de un currículo no formalizado, flexible y siempre en construcción. Las modalidades son:

  1. Formación ligada a los procesos de investigación: existen experiencias de formación que, como apuestas institucionales derivadas de los procesos de investigación, coadyuvan en el posicionamiento de temas estratégicos en los debates teórico políticos y en las agendas de los actores sociales. ILSA los promueve a través de diferentes estrategias pedagógicas (foros, seminarios, talleres) que permiten su divulgación y discusión con los actores sociales interesados. Ésta modalidad de formación cumple una función pedagógica esencial: permite construir relaciones con la comunidad académica y las ONG en los temas que le dan identidad a ILSA (derecho crítico, sociología jurídica, pluralismo jurídico, derechos sociales, entre otros).

  2. Formación en problemas de coyuntura: se trata de la formación que ILSA ofrece a las organizaciones sociales y populares como una respuesta a las demandas temáticas y políticas de la coyuntura. El aporte consiste en facilitar el acceso a una información cualificada que se considera útil para la lucha política o para la exigibilidad de sus derechos; pretende que tales conocimientos sean socialmente apropiados y utilizados, fortaleciendo los procesos de organización y movilización.

  3. Formación ligada a proyectos: Los proyectos institucionales incorporan, como eje de trabajo, la formación de los actores sociales que son destinatarios de los mismos. Esta modalidad posibilita el desarrollo de diversas experiencias de formación, metodologías y producción de material pedagógico.

De acuerdo con lo anterior, se podrían identificar dos niveles de formación en el proyecto institucional de ILSA: el primero tiene un claro compromiso político con las luchas que lideran los movimientos sociales; se basa en una oferta educativa de carácter informal. El segundo se expresa en una formación de mayor cualificación ligada a los campos de investigación y a las publicaciones, tiene carácter académico y profundiza en las relaciones con universidades y centros especializados; básicamente crea un escenario para discutir (a través de cursos o seminarios) los temas de investigación que ILSA desarrolla.

Además de consolidar este entendimiento de su programa de formación, durante los próximos años se debe contemplar el fortalecimiento de la formación virtual que ha venido adquiriendo una mayor relevancia durante los últimos años.




3. Interacción con actores sociales

ILSA procura la consolidación de sujetos colectivos con capacidad para la participación y el ejercicio de sus derechos. El proyecto institucional y sus acumulados históricos han permitido ubicar líneas de acción para orientar la relación de ILSA con los actores sociales; líneas que se han traducido en metas, planes, agendas y rutas jurídicas para apoyar las acciones políticas que buscan contribuir en los procesos de lucha social por los derechos con la producción de conocimiento útil, el seguimiento a procesos organizativos y de exigibilidad, y contribuyen al empoderamiento de las organizaciones y actores sociales para la interacción con otros agentes sociales y políticos, en la perspectiva del cumplimiento de los estándares de derechos humanos y la defensa de lo público popular.

El enfoque identitario sobre los derechos pretende renovar las formas de trabajo con los derechos sociales desde experiencias vitales e históricas diversas, y teniendo como punto de llegada el establecimiento de agendas políticas.

En la interacción con los actores sociales y sus procesos de exigibilidad jurídica y política, ILSA contribuye –con los enfoques teóricos y metodológicos desarrollados en los campos de acción, así como sus respectivas líneas de trabajo– a fortalecerlos como sujetos sociales de derecho; a dinamizar sus agendas de exigibilidad; a potenciar acciones de impacto jurídico-político en los escenarios nacionales e internacionales; y a proponer y discutir criterios de acción política en los que las organizaciones sociales afianzan su protagonismo, autonomía social y política. ILSA reconoce –independientemente de sus enfoques teóricos, metodológicos y políticos– la autonomía de los movimientos sociales en la formulación de sus reivindicaciones, su acción en luchas sociales específicas y sus capacidades de incidencia política.

La interacción se concibe como un proceso de aporte y construcción en el que ILSA y las propias organizaciones definen sus agendas. El programa tiene cuatro componentes específicos que recogen y renuevan los acumulados históricos de la institución:

  • la relación con los actores sociales en los espacios políticos de interlocución;

  • el trabajo con redes, plataformas y otras instituciones;

  • la proyección social de ILSA como actor político y jurídico con incidencia en los debates de coyuntura del país;

  • las actividades de investigación.