ilsa@ilsa.org.co | 314 297 9574 | (+57-1) 2883678 | Calle 42 #26B-41 Bogotá, Colombia.
Síguenos:


Campos de acción

Campos de Acción Líneas de Trabajo
Solución política, posacuerdo y construcción de paz

Participación política y social, democracia e instituciones para la paz.

Justicia transicional y derechos de las víctimas.

Producción del territorio y (nuevas) conflictividades

Justicia territorial y reparaciones colectivas.

Megaproyectos y conflictos socioterritoriales.

Territorios campesinos y soberanía alimentaria.

Derechos humanos y políticas públicas

Políticas públicas con enfoques de género, identitarios e interculturales.

Derechos de las mujeres y justicia de género.

Tendencias teóricas y analíticas de los derechos humanos.

Globalización y derecho

Flujos de capital, derecho hegemónico y justicia global.

Problemas socio-ambientales y cambio climático.

Nuevo constitucionalismo latinoamericano, procesos constituyentes y movimientos sociales.

Esta definición se fundamenta, por una parte, en el examen de las capacidades institucionales y del trabajo realizado por el equipo de ILSA en los años inmediatamente anteriores, en las apreciaciones críticas sobre la labor llevada a cabo con organizaciones sociales y populares, con otras organizaciones no gubernamentales y con instituciones gubernamentales; por la otra, en el análisis teórico y político sobre los principales retos y demandas al trabajo institucional que resultan de los procesos políticos, socio-económicos, culturales y ambientales en curso, tanto en la dimensión global del capitalismo actual, como en el ámbito de América Latina y de Colombia, en particular.

La definición de los campos de acción y de las líneas de trabajo se encuentra orientada por el sello misional de ILSA consistente en la producción de un entendimiento crítico del derecho, expresivo de la compleja dinámica de las luchas sociales y populares, y de un entendimiento de la teoría y de la práctica de los derechos humanos, en especial de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (en adelante DESCA), con un enfoque de integralidad y con énfasis en una perspectiva diferencial y de género.

1) Solución perspectiva política, diferencial posacuerdo y de género. y construcción de paz

El derrotero fundamental del campo solución política, posacuerdo y construcción de paz es promover el debate público sobre las rutas necesarias para alcanzar una solución política al conflicto social-armado de Colombia, en especial mediante acciones de investigación, formación, acompañamiento e incidencia. Los actuales diálogos entre un sector de la insurgencia y el Gobierno colombiano son sólo una de las piezas del rompecabezas asociado con el proceso amplio de construcción de escenarios de paz con justicia social. De prosperar la alternativa de una solución política y la suscripción de un acuerdo entre todos los sectores involucrados en el conflicto, es indiscutible que se asistiría a un nuevo ciclo de disputas en los marcos que proporciona la política y se desplegarían una serie de oportunidades para avanzar decididamente hacia las transformaciones económicas, políticas, sociales y culturales que requiere el país. Asimismo, se generarían condiciones para suscitar el debate nacional a propósito de las causas y los mecanismos que derivarían en la resolución de las violencias persistentes durante más de cincuenta años, asunto que -desde luego- desborda su entendimiento estrecho y sesgado como simples confrontaciones bélicas.

En el trasfondo se halla una discusión sobre profundas desigualdades económicas y sociales, la histórica situación de exclusión política, el despojo territorial, el desplazamiento forzado, las raíces de la violencia estatal y paramilitar, la necesaria democratización de la sociedad, la construcción de una nueva cultura política basada en principios de paz, la reorganización del régimen político y la redefinición de un funesto modelo económico basado en la expoliación intensiva y extensiva de recursos minero- energéticos, la producción de agro-combustibles, la mayor presencia de empresas transnacionales, la mercantilización de los bienes comunes y la precarización del trabajo.

La renovada dinámica de organización, lucha y vigor constituyente de los movimientos sociales, populares y, en general, de los sectores subalternos víctimas del conflicto social/armado ha atizado dicha discusión. Allí radica la demostración de una fecunda tradición de protesta y resistencia pero también de una vocación de poder cristalizada mediante la politización, la movilización, la apropiación de agendas y la formulación de propuestas de paz, de soberanía y autonomía comunitaria, de producción alternativa y popular del territorio y la territorialidad, de defensa, exigibilidad y justiciabilidad de derechos económicos, sociales, culturales, ambientales y territoriales que, en conjunto, expresan legítimas aspiraciones de mujeres, campesinos, estudiantes, trabajadores, indígenas, afro-descendientes y gentes del común, no resueltas ni tramitadas adecuadamente a través del ordenamiento constitucional vigente.

Es precisamente en ese complejo escenario donde ILSA adelantará su labor contribuyendo con un entendimiento amplio de las rutas para consolidar la alternativa de la solución política y apoyando procesos de construcción de paz a partir de una perspectiva de derechos humanos y enfoques interculturales/intersectoriales, de género/generación y de diversidad local/regional.

Líneas de trabajo:

Participación social y política, democracia e instituciones para la paz

Los procesos y mecanismos asociados con las rutas necesarias para alcanzar una solución política de los conflictos deben tener, como uno de sus propósitos, la refundación de la democracia y del Estado social de derecho, así como la promoción de una cultura política de paz y una verdadera reconciliación. El éxito de los escenarios de posacuerdo, solución política y construcción de paz que se desarrollan y proponen en el contexto nacional deben ponderarse en relación con su capacidad para la consecución de dichos derroteros. Ahora bien, la cantidad y calidad de las reformas políticas, institucionales y sociales que requiere el país implican amplios marcos de participación social y popular, tanto en la construcción de los mecanismos transicionales, como en los diseños institucionales y democráticos que se propongan para la canalización y tramitación de un nuevo ciclo de conflictividades en los marcos que permite la política.

Para esos efectos, ILSA ha propuesto la participación activa y crítica de las organizaciones sociales y populares en los escenarios locales y sectoriales, participación que ha implicado siempre el cuestionamiento frente a las limitantes propias de los marcos institucionales vigentes y la reflexión sobre los diseños requeridos para una democracia construida desde abajo, plural y diversa, teniendo en cuenta que los procesos de solución a los conflictos abren espacios para que las demandas de reconocimiento e inclusión de las clases subalternas sean escuchadas y atendidas. Nuestro objetivo apunta a que la discusión sobre el cese del conflicto social-armado, así como los momentos posteriores (posacuerdos y construcción de paz), se oriente hacia la necesaria democratización del país, donde los sectores sociales y populares continúen consolidándose como subjetividades activas.

Justicia transicional y derechos de las víctimas

ILSA ha contribuido en el entendimiento de las implicaciones de la justicia en momentos de transición para valorar sus soportes estructurales, así como las condiciones que deriven en escenarios de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición como contribución esencial a la construcción del Estado social de derecho y la reconciliación social y política. La confrontación vivida en el país ha implicado un sin número de crímenes y afectaciones a los derechos humanos, especialmente de los sectores sociales más vulnerables, ante lo cual la institución trabaja en la formulación de un marco teórico-conceptual, acciones de incidencia y exigibilidad de derechos de las víctimas, teniendo como ejes los derechos a la verdad y a la reparación soportados en los estándares internacionales y regionales. Nuestro esfuerzo se centra en la elaboración de análisis latinoamericanos y comparados sobre los derechos de las víctimas de violaciones manifiestas de las normas internacionales de derechos humanos y del derecho internacional humanitario; el cuestionamiento a los marcos nacionales definidos como expresión de una «justicia transicional», tanto en su objetivo de consecución de la justicia, como en la finalidad de la reconciliación nacional y democratización del país. En los escenarios de posacuerdo, solución política y construcción de paz será clave que la justicia de transición no se asuma como una justicia penal retributiva sino como una verdadera justicia restaurativa.

2) Producción del territorio y (nuevas) conflictividades.

El campo tiene como propósito la elaboración de una mirada institucional acerca de las tendencias recientes de la producción del territorio, considerando sus impactos sobre la situación de los DESCA. Durante la última década la cuestión de la tierra y territorio ha adquirido un lugar central en nuestro país. La tendencia histórica de la acumulación no sólo ha redefinido de manera significativa el modelo económico con la consolidación de un proyecto político económico basado en la explotación intensiva de los recursos naturales, en la producción de agro-combustibles, y la inserción profunda en las dinámicas transnacionales de la financiarización; también se ha acompañado de nuevas configuraciones autoritarias, criminales y mafiosas del régimen político. Igualmente se ha sustentado en una profunda reorganización y en un alistamiento violento del territorio, basados en el ejercicio de la violencia estatal y paramilitar, en el desplazamiento forzado y el despojo, conducentes a la generación de nuevas dinámicas de intensificación y de expansión geográfica del proyecto de acumulación. Casi la mitad del territorio colombiano está concebida como fuente de valorización de las inversiones de poderosas empresas transnacionales y de grupo económicos locales.

Todo indica que en los años venideros asistiremos a una exacerbación de los conflictos por la tierra y el territorio, y a una continua y agudizada vulneración de los derechos humanos, en general, y de los DESCA en particular. Las políticas gubernamentales de restitución de tierras y de reparación de víctimas, al Plan Nacional de Desarrollo, el proyecto de ley general agraria y de desarrollo rural, así como otros marcos normativos, demuestran un encuadre y reforzamiento de la estrategia de acumulación señalada. La caracterización de dichos procesos, el análisis crítico de las políticas gubernamentales y la concepción de escenarios de respuesta frente a las vulneraciones de los derechos humanos constituyen preocupaciones principales de este campo de acción.

Líneas de trabajo:

Justicia territorial y reparaciones colectivas

La política estatal en materia de tierras se ha caracterizado por su marcada limitación a la restitución parcial y al estímulo del mercado de tierras, desatendiendo parámetros internacionales sobre la reparación integral de las víctimas, estimulando fácticamente la legalización del despojo y promoviendo el surgimiento de nuevas y más sofisticadas formas. La política estatal se fundamenta igualmente en un supuesto de justicia transicional que presume el fin del ciclo de violencia y desconoce en la práctica no solo su continuidad, sino su manifestación a través de nuevas formas y conflictividades, como las que se vienen manifestando con la imposición del proyecto político económico de economías extractivas.

En ese sentido, la cuestión de la reparación integral y colectiva adquiere un lugar preponderante. Con esta línea de trabajo se busca hacer un seguimiento crítico a las políticas estatales en materia de restitución y reparación, así como avanzar en la conceptualización de propuestas de reparación integral y colectiva desde las víctimas, destacando el derecho a la restitución, al retorno, a la reconstrucción del tejido social, a la defensa del territorio, a la vivienda digna y la oposición a los desalojos, entre otros, como elementos integradores de sus reivindicaciones que se han concretado en experiencias específicas tales como los tribunales internacionales de opinión, el catastro alternativo, la comisión ética y las audiencias por la verdad.Todo ello desde una perspectiva de justicia territorial y considerando las potencialidades derivadas de un entendimiento alternativo del modo de vida y modo de producción imperantes, y con ello para la construcción de proyectos alternativos de sociedad.

Megaproyectos y conflictos socioterritoriales

Esta línea de trabajo busca formular mayores repertorios de análisis, así como producir acervos de información y herramientas teórico-políticas y jurídicas que permitan comprender y asir el alcance de las modalidades recientes de acumulación capitalista en clave «territorial» y «regional». Se trata de contribuir a dilucidar las lógicas y las dinámicas de la producción capitalista del territorio y los conflictos que ella está generando.

De manera específica se pretende aproximar una cartografía teórica/empírica de las nuevas conflictividades socio-territoriales y ambientales derivadas de las modalidades recientes de la acumulación capitalista en el país, especialmente en las regiones del Pacífico, la Orinoquía y la Amazonía; caracterizar y elaborar una tipología de las principales conflictividades asociadas la extracción de recursos minerales, la explotación de hidrocarburos, la producción de agro-combustibles y la construcción de obras de infraestructura en clave «multiescalar»: local, regional, nacional y transnacional; y suministrar elementos de análisis para el estudiar los ciclos de violencia relacionados con políticas dominantes de producción territorial, los procesos de reordenamiento territorial regional y la creación de «nuevas espacialidades».

La tendencias de producción del territorio derivadas de los procesos de acumulaciónvienen generando violaciones a los derechos humanos integrales de diversos grupos poblaciones, en especial de comunidades indígenas, afro- descendientes y campesinas. De manera específica, el derecho a la tierra y el territorio se encuentra cuestionado y está siendo sometido a un nuevo ciclo de despojo y expropiación violenta.Con esta línea de trabajo, se pretende igualmente hacer seguimiento a estas violaciones a los derechos humanos, y contribuir específicamente, mediante la conceptualización y el diseño de rutas y acciones jurídicas o administrativas, a la defensa del derecho a la tierra y el territorio de comunidades y grupos poblacionales afectados.

Territorios campesinos y soberanía alimentaria

Esta línea de trabajo de ILSA tiene como propósito examinar los rasgos de la cuestión agraria en la actualidad, considerando el conjunto de transformaciones capitalistas que han conducido a la imposición de un proyecto político económico basado en economías extractivas y en la producción de agro-combustibles para la exportación, que deteriora las condiciones de la producción de alimentos, amenaza en forma creciente la soberanía alimentaria y constriñe las posibilidades de la economía campesina. No se trata de contribuir a generar paliativos, o de promover otro tipo de asistencialismo, se busca más bien explorar y promover las potencialidades de la construcción de poder desde abajo, mediante la organización y politización de grupos poblacionales específicos y la promoción de formas de economía basadas en la cooperación, la solidaridad, la identidad cultural o de género, el relacionamiento y los intercambios entre poblaciones rurales y urbanas, opuestas al mero afán de lucro, todo ello con fundamento en la reivindicación de los derechos humanos integrales.

3) Derechos derechos humanos integrales y políticas públicas

El campo está pensado como un mecanismo de respuesta institucional frente a las graves violaciones de los derechos que afectan a mujeres, niños, niñas, jóvenes, grupos étnicos y campesinos, producidas por la guerra, la pobreza, el modelo económico y el orden de “democracia neoliberal”.

Aunque el discurso de los derechos humanos fue incorporado durante la década anterior en las agendas del movimiento popular, las demandas sociales basadas en derechos se han encontrado con dos fuertes obstáculos: por un lado, la tendencia hacia formas autoritarias del Estado; y, por el otro, las reformas neoliberales que han restringido las posibilidades del bienestar colectivo. En ese sentido, el campo de acción representa una respuesta a las tendencias conservadoras que restringen las responsabilidades públicas frente al cumplimiento de los derechos. La exigibilidad de los derechos humanos integrales – desde la perspectiva del análisis, monitoreo, cabildeo e impulso de políticas públicas– se vuelve relevante. Las políticas públicas entendidas como los instrumentos a través de los cuales se realizan los derechos, son un campo para las luchas sociales y para el fortalecimiento de ciudadanías sociales capaces de promover nuevas realidades democráticas.

De manera específica, el campo se ocupa de las posibilidades y límites ofrecidos por los diseños institucionales en materia de planeación y presupuesto, así como de la promoción de formas de participación y autogestión democráticas, tendientes a la materialización de los derechos humanos, en general, y de los DESCA en participar.

Líneas de trabajo:

Políticas públicas con enfoques de género, identitarios e interculturales

Esta línea de trabajo ahonda en las lecturas identitarias e interculturales de los DESC. Se concentra en: i) precisar un marco de referencia para la discusión y evaluación social de políticas públicas/sociales relacionadas con determinadas poblaciones (mujeres, niños, niñas, jóvenes, grupos étnicos y campesinos), construido a partir de los estándares que ordenan los instrumentos de derechos humanos; ii) sistematizar los debates relacionados con la producción de discursos sobre los derechos humanos y las políticas públicas, proponiendo perspectivas críticas de análisis basadas en derechos.

Derechos humanosde las mujeres y justicia de género

En la toma de conciencia frente a la realidad de discriminación y violencia de la que son víctimas, las mujeres han combinado estas experiencias con estrategias políticas y jurídicas para promover acciones de justiciabilidad de los DESCA a partir un enfoque crítico, desde sus prácticas sociales del uso del derecho como instrumento para acceder a la justicia. Aprovechando los acumulados de ILSA en la interacción con organizaciones y redes de mujeres en Colombia y Latinoamérica, con ésta línea de trabajo se busca profundizar en una interpretación de los DESCA, los modelos económicos, la globalización, la justicia y el derecho, considerando su impacto en la vida de las mujeres, desde la perspectiva de la teoría y las prácticas feministas.

Tendencias teóricas sobre los derechos humanos

Esta línea de trabajo se encarga de conceptualizar y sistematizar las tendencias teóricas, discursivas y analíticas sobre los derechos humanos integrales, proponiendo perspectivas críticas para la comprensión jurídico-política de los debates contemporáneos con el propósito de innovar la praxis sobre la exigibilidad.

4) Globalización y derecho

El campo de acción Globalización y derecho tiene como propósito principal analizar las tendencias del capitalismo actual, enfatizando en algunas de sus expresiones económicas, políticas y socio-ambientales. Se trata, de una parte, de examinar críticamente la introducción de regímenes económicos de alcance supranacional, las dinámicas de los flujos de capital, específicamente de la inversión extranjera directa, el papel de las instituciones financieras internacionales, sobre todo de la banca multilateral, la implantación de proyectos político-económicos de reprimarización de las economías, basados en la mercantilización extrema, la explotación de los recursos naturales, y en relaciones destructivas y depredadoras frente a la naturaleza.

Todo ello, analizando la irrupción y el fortalecimiento, así como los diseños específicos de un derecho protector de los inversionistas, que se blinda tanto en el espacio nacional, como en instancias internacionales y globales. De otra parte, se trata de dilucidar los impactos de estos procesos sobre la situación de los DESCA, así como de contribuir a concebir respuestas desde abajo, en defensa de esos derechos, teniendo en cuenta las opciones que brinda el sistema internacional y global de administración de justicia, como la proyección de instancias y mecanismos alternativos.

Líneas de trabajo:

Flujos de capital, derecho hegemónico y justicia global

La línea de trabajo se ocupa de analizar los impactos que tienen sobre los marcos normativos nacionales y la situación de los DESCA, tanto los regímenes de inversión contenidos en los tratados de libre comercio, en los acuerdos de protección y promoción recíproca de las inversiones, y en otros dispositivos normativos, como la financiación de proyectos de inversión a través de instituciones financieras internacionales, especialmente del BID, del BEI y del BNDES. De esa forma, se busca identificar tendencias relevantes en la producción del derecho hegemónico, así como caracterizar algunos de sus diseños específicos. Asimismo, se pretende contribuir a una mejor definición de las dinámicas territoriales de los procesos de acumulación transnacional y de sus impactos sobre los DESCA.

Por otra parte, se busca de la identificación de rutas de acceso a instancias de administración de justicia internacional y global, con miras a promover la justiciabilidad y contribuir a la materialización de los DESCA. Se trata de considerar las posibilidades (limitadas) concedidas por el Sistema interamericanos de derechos humanos – SIDH, y de mostrar la desatención en materia de derechos humanos de instancias como el CIADI del Banco Mundial, o el Órgano de solución de controversias de las OMC, así como otras instancias de la OCED y del propio Banco Mundial. Por otra parte, la línea pretende un mayor acercamiento a las posibilidades brindadas por instancias y mecanismos alternativos.

Problemas socio-ambientales y cambio climático.

La línea de trabajo se ocupa del estudio de los impactos socio-ambientales generados por las dinámicas de acumulación trasnacional, así como del seguimiento a las regulaciones internacionales en materia ambiental. De importancia resulta la identificación y promoción de mecanismos de acceso a la información así como a la participación ciudadana, tendientes a contribuir a la garantía de los derechos socio-ambientales, mostrando sus límites, pero también sus posibilidades. Especial énfasis merece la problemática del cambio climático y, de manera particular, la evaluación crítica de mecanismos de compensación como el mecanismo de reducción de emisiones causados por la deforestación y degradación de los bosques REDD+, que además de promover nuevos espacios para la financiarización con los mercados de carbono, representan la elusión de los países contaminantes al cambio en sus usos energéticos y prácticas industriales.

Nuevo constitucionalismo latinoamericano, procesos constituyentes y movimientos sociales.

Esta línea pretende analizar la forma por la cual los actores sociales históricamente excluidos han venido utilizando el derecho estatal e interestatal, las expectativas que se han generado respecto del mismo, los resultados alcanzados y los efectos respecto del alcance de sus luchas políticas. Se prestará especial prioridad al estudio de aquellos procesos que han desarrollado diverso tipos de reivindicaciones y estrategias en torno a los derechos. En concreto, se trata, por una parte, de analizar el alcance y las limitaciones de los usos del derecho como espacio para las luchas sociales, así como los debates sobre las teorías socio- jurídicas críticas que intentan construir nuevos horizontes de interpretación y redefinición del derecho como fenómeno incorporado en contradicciones sociales, políticas y económicas. Por otra parte, de examinar las proyecciones de los procesos constituyentes y de las nuevas constituciones en América Latina y sus implicaciones para la renovación del pensamiento constitucional desde de una perspectiva comparada temporal y espacialmente.